Qué es la férula nasal

La férula nasal es un elemento que se coloca encima de la nariz al finalizar la rinoplastia u operación de nariz. A continuación, te explicamos los aspectos más importantes relacionados con ella.

Por qué es necesaria la férula nasal

Para conseguir un resultado estético ideal y una respiración mejorada tras una rinoplastia debemos modificar el esqueleto nasal, formado por huesos nasales y cartílagos. Para tener buen acceso a ellos se eleva la piel que recubre la nariz. A continuación, se remodelan los huesos mediante rinoplastia ultrasónica u otras técnicas y se acondiciona la punta de la nariz para un resultado armónico y natural.

En este contexto, la férula nasal tiene varias funciones importantes para una recuperación rápida y controlada:

  • Estabilización de las fracturas óseas: la férula actúa de la misma forma que un yeso tras una fractura, estabilizando los huesos nasales en su nueva posición. Durante los primeros días la fractura producida por el cirujano consolida y pronto se consigue una estabilidad que hace innecesaria la férula pasados 7-10 días.
  • Compresión de la piel: esta es la función principal de la férula, que se coloca con la presión justa sobre la nariz para comprimir la piel y los tejidos blandos sobre el esqueleto nasal para reducir la inflamación y promover una cicatrización óptima.
  • Protección de la nariz: la férula protege la nariz de pequeños golpes en el postoperatorio inmediato, y actúa como “recordatorio” de que la zona ha sufrido una intervención reciente. Además, da cierta seguridad a los pacientes.

Cómo es la férula nasal

La férula nasal que utiliza el Dr. Javier Galindo consta de dos elementos:

  • Micropore: se trata de un esparadrapo médico de color carne que se coloca sobre la piel, y que ayuda a comprimir la piel contra el esqueleto nasal.
  • Termoplástico: la férula en sí está realizada con un material especial de plástico duro que al contacto con agua hirviendo se reblandece. El Dr. Galindo coloca el plástico blando y lo moldea siguiendo los contornos de la nariz creados en quirófano. Cuando la férula se enfría se endurece de nuevo y queda firmemente adherida a la nariz.

¿Cuándo se retira la férula?

La férula nasal se deja hasta la primera revisión en consulta, que se realiza unos 6-10 días después de la cirugía. Dependiendo del tipo de rinoplastia, el Dr. Galindo puede variar sensiblemente la duración de la férula, pero rara vez pasa de los 11 días. Una vez retirada se puede observar una cicatrización avanzada pero inicial, por lo que se suele colocar el micropore unos días más.

El Dr. Galindo enseña a sus pacientes a comprimir la piel de la nariz con suaves masajes y la colocación por la noche (durante 1 mes) de las tiritas de micropore. Todos estos cuidados garantizan la mejor cicatrización y los mejores resultados en rinoplastia.

Conclusión

La férula nasal es un elemento indispensable tras la rinoplastia. Es cómoda

POSTS RELACIONADOS

Rinoseptoplastia
Septoplastia

Rinoseptoplastia, qué es y su precio en España

Mejorar tanto la función nasal como la estética del rostro, ese sería a grandes rasgos el objetivo de la rinoseptoplastia, una cirugía para la nariz …

Mesoterapia facial
Sin cirugía

Mesoterapia facial: qué es, para qué sirve, precios y resultados

Uno de los servicios más demandados en estética es la mesoterapia facial. Este tratamiento permite revitalizar la piel del rostro, cuello y escote. Es muy …

Lifting facial
Cirugía estética

¿Qué es un lifting facial? Intervención y precio de la operación

La edad, la exposición al sol e, incluso, el estrés pueden dañar la piel del rostro y del cuello. Y el paso de los años …

TE LLAMAMOS
Si prefieres ponerte en contacto con nosotros,
nuestro teléfono es (+34) 689 56 1880.