La retrognatia o comúnmente conocida como mentón retraído, es una de las principales causas de la distorsión en el contorno de la boca y la completa armonía facial. En consecuencia, el rostro tiene un aspecto desproporcionado contribuyendo a la pérdida de la autoestima del paciente.

Los tratamientos o intervenciones para tratar el mentón retraído son más comunes de lo que parece. En nuestra Clínica de Medicina y Cirugía Estética, Beauty One Center realizamos un tratamiento único y personalizado para solucionar esta anomalía en cada paciente.

¿Qué es la retrognatia?

La retrognatia es una anomalía ósea que supone la falta de crecimiento del hueso mandibular, creando así una falta de proyección de la mandíbula. En estos casos, la mandíbula luce «atrasada» con respecto al maxilar superior, haciendo que los dientes no cierren correctamente y provocando la falta de proyección ya mencionada.

Los pacientes que presentan esta condición dentofacial, son más propensos a sufrir alteraciones en la articulación temporomandibular. Además, al estar la mandíbula retraída es posible que se cree una obstrucción de las vías aéreas, estableciendo un síndrome de apnea durante el sueño. Los problemas de deglución y el habla también son consecuencias de la retrognatia, sin mencionar el factor antiestético que esta característica facial supone.

Tipos

Normalmente, la diferencia de ubicación entre la mandíbula superior y la inferior no se nota de frente, pero es muy notable en el perfil del paciente. Existe tres tipos de mentón retraído:

  • Maxilar superior prognático o desarrollado en exceso.
  • Mandíbula retrognática o subdesarrollada.
  • Combinación de ambos.

¿Cómo solucionarlo?

Los tratamientos indicados para tratar la retrognatia están enfocados a lograr la extensión del mentón y aumentar la proyección de la barbilla. Entre estas técnicas destacan:

Mentoplastia

Se trata de una intervención quirúrgica empleada habitualmente para la eliminación de la papada. No obstante, también se realiza con el propósito de aumentar y mejorar la proyección del mentón retraído. Para llevar a cabo una mentoplastia se utilizan dos técnicas:

  • Incisión en la cavidad bucal: se accede al mentón a través de esta área para insertar una prótesis, y aumentar su tamaño.
  • Incisión en las raíces dentales: se realiza con el fin de desplazar el hueso a la posición deseada.

Cirugia Ortognática

Cuando el problema esquelético es muy pronunciado y notable, no puede corregirse a través de una mentoplastia. Por eso se debe recurrir a la cirugía ortognática, la cual contempla dos tipos de intervenciones:

  • Monomandibular: solo se realiza sobre una estructura esquelética.
  • Bimaxilar: se interviene quirúrgicamente sobre el maxilar y la mandíbula.

En ambos casos, el paciente requiere un diagnóstico previo por parte de un especialista. para diagnosticar y decidir el mejor tratamiento en función de las  características del paciente.

Tras corregir la retrognatia, el rostro cambiará totalmente, haciendo que la boca y la sonrisa tengan un aspecto menos forzado. Por su parte, el perfil lucirá más armónico, con rasgos mucho más naturales.

POSTS RELACIONADOS

formación para rinoplastias
Rinoplastia

Formación para rinoplastias: ¿Qué titulación se necesita?

Quien ha estudiado licenciatura en medicina y cirugía debe, además tener una formación para rinoplastias específica si desea desarrollar su experiencia laboral en este campo, …

instrumentos rinoplastia
Rinoplastia

¿Qué instrumentos se utilizan para realizar una rinoplastia?

Desde el punto de vista técnico, los instrumentos para una rinoplastia dependen del procedimiento elegido para realizarla, el cual puede resultar sencillo o muy complejo, …

dismorfia corporal
Rinoplastia

¿Cómo afecta la dismorfia corporal a nuestra salud?

La dismorfia corporal, como cualquier otro trastorno psicológico, guarda relación estrecha con el estado de salud física. Existen estudios detallados sobre la incidencia que tiene …

TE LLAMAMOS
Si prefieres ponerte en contacto con nosotros,
nuestro teléfono es (+34) 689 56 1880.