¿Te sientes casi siempre congestionado, tienes dificultades para respirar y hasta problemas de sueño? Esas son solo algunas de las situaciones que vivimos cuando tenemos las vegetaciones o adenoides inflamadas. Puede que quien lo sufra sea tu hijo, porque esta afección es mucho más común en niños, aunque también puede acarrear graves molestias en la edad adulta.

Afortunadamente, existe una solución. La adenoidectomía, una intervención quirúrgica segura y efectiva, puede mejorar drásticamente tu calidad de vida. En este post vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre esta operación de vegetaciones que, por supuesto, también realizamos en la clínica del Doctor Galindo.

¿Qué es la adenoidectomía?

Si te estás preguntando qué es la adenoidectomía, tienes que saber que se trata de una intervención quirúrgica en la que se extirpan las adenoides, más conocidas como vegetaciones. Estas glándulas están justo detrás de la nariz, y forman parte de nuestro sistema inmunológico.

La función de las adenoides es filtrar los gérmenes que intentan invadir nuestro cuerpo y, de esta forma, ayudarnos a desarrollar anticuerpos para protegernos frente a enfermedades.

Aunque durante nuestros primeros años de vida las vegetaciones son muy importantes para el desarrollo, cuando pasamos de ser niños a adultos dejan de tener tanta relevancia, puesto que el sistema inmunológico está ya mucho más completo.

Cuándo es necesario quitar las vegetaciones

En ocasiones, las vegetaciones se inflaman. Y esa inflamación puede llegar a taponar el paso de aire desde nuestras fosas nasales hasta la laringe. Esto explica, por ejemplo, que muchas personas no puedan respirar bien por la nariz y lo terminen haciendo por la boca, como un mecanismo de compensación.

Pero esta solución puede desembocar en otros problemas más graves e infecciones, como otitis, bronquitis, ronquidos, congestión y mucosidades permanentes. Es entonces cuando todas estas complicaciones nos hacen plantearnos la necesidad de llevar a cabo la operación de adenoides o adenoidectomía.

En qué consiste la operación para extirpar las vegetaciones

¿Pero cómo funciona exactamente una operación de vegetaciones? Se trata de una cirugía muy breve, que rara vez requiere más de un día de ingreso hospitalario.

La intervención se lleva a cabo a través de la boca y con anestesia general. No es dolorosa, y es mucho más común en los niños.

Si te preocupa que tu hijo quede más expuesto a infecciones tras su operación de adenoides, quédate tranquilo: no va a ser así. Como sucede con las amígdalas, los pequeños a los que se les extraen las vegetaciones siguen teniendo un sistema inmunológico fuerte, puesto que otros tejidos linfáticos de su organismo terminan supliendo la función que realizaban los extirpados.

Adenoidectomía en adultos, qué se debe tener en cuenta

¿Es posible realizar esta operación de vegetaciones en adultos? La respuesta es sí. Por supuesto, la adenoidectomía en adultos requiere siempre un diagnóstico previo muy exhaustivo y la supervisión de un profesional.

De hecho, la operación de vegetaciones en adultos es especialmente indicada si:

  • Tus adenoides tienen un tamaño tan excesivamente agrandado que están bloqueando tus vías respiratorias y provocando síntomas como los mencionados anteriormente, que van desde ronquidos hasta insuficiencia respiratoria mientras duermes.
  • Sufres una infección crónica de oídos que no se cura bajo ningún otro tratamiento y genera además hipoacusia o pérdida de tu capacidad auditiva.
  • Sospechas que tienes los síntomas de la sinusitis crónica.
  • Padeces amigdalitis recurrente.
  • Tienes un tumor en las fosas nasales o en la garganta.

Postoperatorio de una adenoidectomía

Ahora que ya tienes claro qué es la adenoidectomía, puede que te estés preguntando cómo es la recuperación de esta intervención quirúrgica.

El postoperatorio de una operación de adenoides, en la mayoría de los casos, solo conlleva unos días de molestias y dolor leve. Entre los síntomas que podrías experimentar, están desde el mal aliento hasta el moqueo nasal, pasando por el dolor de garganta o la respiración ruidosa.

Casi todos los niños vuelven a casa el mismo día de la cirugía, y lo mismo sucede con la adenoidectomía en adultos. En apenas una semana, los problemas de las vegetaciones habrán desaparecido por completo, y podrás hacer vida totalmente normal.

Recuerda que, aunque la adenoidectomía es una extirpación sencilla, es importante que te pongas en manos de profesionales cualificados para que todo vaya sobre ruedas. El Doctor Galindo ejerce una doble especialización en cirugía plástica facial y otorrinolaringología, y cuenta con más de 15 años de experiencia en medicina estética.

Ponte en contacto con la clínica del Doctor Galindo y pide ya cita para tu intervención. Queremos mejorar tu calidad de vida, y resolver tus problemas respiratorios de la forma más rápida y efectiva posible.


POSTS RELACIONADOS

rinitis alergica
Cirugía nariz

Rinitis alérgica, ¿qué es y cómo tratarla?

Actualmente, más de 500 millones de personas padecen rinitis alérgica. Para aquellos pacientes que sufren sus insistentes y desagradables síntomas, esta enfermedad supone un verdadero motivo …

asimetria facial
Cirugía

Asimetría facial: Causas, cirugía y resultados

Muchas personas tienen la cara asimétrica, y aunque lo cierto es que la asimetría facial es más común de lo que parece, esta alteración puede …

hidrolipoclasia
Medicina estética

Hidrolipoclasia, la liposucción sin cirugía: ¿En qué consiste?

La celulitis es una afección mucho más común de lo que parece, sobre todo entre las mujeres. Aun así, hay personas que se sienten especialmente …

Scroll al inicio
TE LLAMAMOS
Si prefieres ponerte en contacto con nosotros,
nuestro teléfono es (+34) 689 56 1880.