Qué es la liposucción cervical

La liposcucción cervical es una técnica quirúrgica mediante la cual se elimina parcialmente la grasa del cuello y la papada. Puede realizarse como procedimiento único o bien formar parte de una cirugía más amplia, como el lifting cervicofacial.

Cómo se realiza la liposucción cervical

La grasa del cuello se puede eliminar de varias maneras, pero en la liposucción se utilizan cánulas con una o más aberturas pequeñas (de alrededor de 4mm) acopladas a una jeringa de presión negativa o a un aspirador quirúrgico. Tras demarcar las zonas en las que eliminaremos la grasa se realizan entre 1 y 3 microincisiones, una debajo de la barbilla y otra a cada lado del cuello, detrás de la oreja para camuflarlas. Son tan pequeñas que habitualmente no las suturamos al finalizar, y únicamente colocamos un pequeño apósito. Las cicatrices son invisibles.

Las cánulas se introducen bajo la piel del cuello a través de las microincisiones y comienza la liposucción. La presión de la jeringa o el aspirador hace que la grasa vaya saliendo poco a poco, por lo que el proceso se puede controlar con facilidad.

Una vez estamos satisfechos con el resultado se coloca un pequeño vendaje en la zona para evitar el acúmulo de sangre o líquidos y acelerar el proceso de cicatrización.

Cuidados postoperatorios

Durante el postoperatorio es normal que aparezca inflamación, edemas o equimosis (moretones) en la zona. Esto es normal, e irá desapareciendo gradualmente con el paso de los días.

Durante las primeras 48-72 horas es conveniente aplicar frío sobre el cuello, para lo cual puede utilizar gasa empapadas en suero helado.

Para evitar el acúmulo de líquido en la zona (seroma) su cirujano le recomendará una mentonera que deberá llevar el mayor tiempo posible durante la primera semana.

Puede lavar y maquillar la cara a partir del día después de la cirugía.

Puede hacer vida normal evitando esfuerzos físicos. Por ejemplo, puede salir a pasear o ir al cine, pero no realice ejercicio físico. Si hace reposo en casa, evite hacer las tareas del hogar.