Lifting del labio superior Doctor Javier Galindo

Lifting del labio superior | Doctor Javier Galindo

Lifting del labio superior

Qué es

El labio superior es una de las pocas estructuras faciales, si no la única, que sufre un descenso real en su posición con el paso de los años. Esto implica que la distancia entre la base de la nariz y el bermellón (la parte roja del labio) es cada vez mayor. El arco de Cupido se borra y el bermellón parece “esconderse” hacia la boca. Además se frecuente que se desarrollen líneas verticales (código de barras). Todo ello se traduce en una imagen envejecida de la zona central de la cara.

En casos correctamente seleccionados podemos rejuvenecer esta zona realizando un lifting del labio superior. Se trata de un procedimiento quirúrgico muy sencillo y eficaz. Con él conseguimos disminuir la distancia entre la nariz y el labio, enseñar más la parte rojiza y recrear las columnas del filtrum y el arco de Cupido, devolviendo la belleza y el aspecto juvenil perdidos con el paso del tiempo.

Descripción del procedimiento

El lifting del labio superior se puede realizar bajo anestesia local y no requiere ingreso hospitalario, pues se trata de un procedimiento rápido e indoloro. Si forma parte de una intervención más amplia el tipo de anestesia puede variar.

Comenzamos marcando la incisión en la piel, que tiene forma de alas de gaviota y sigue el margen inferior de la nariz. Al ser esta una zona donde las incisiones se camuflan muy bien, a los pocos días de un lifting del labio superior la cicatriz es prácticamente imperceptible.

Se realiza una extirpación parcial de la parte del labio entre la nariz y el bermellón, entre 1/3 y 1/2 de esta distancia, según tu cirujano estime oportuno. De la cantidad de labio superior resecada dependerá el efecto del litfing del labio superior. Después se sutura la incisión con puntos muy finos, que se retiran pasados unos días.

No es necesario vendar la zona ni cubrirla, aunque se suele aplicar una pomada antibiótica para proteger la incisión.

Cuidados postoperatorios

El lifting del labio superior se tolera muy bien y apenas da molestias. Es conveniente aplicar frío sobre la zona intervenida durante las primeras 24 horas para reducir la inflamación. Las pequeñas molestias que puedan aparecer se controlan fácilmente con analgésicos habituales.

Es importante “reposar” la zona intervenida, por lo que se desaconsejan comidas que tengas que masticar durante mucho tiempo o que sean muy duras.

Por lo demás se puede retomar la actividad habitual casi de inmediato.

Se debe evitar (como en todos los casos en los que haya una incisión en piel) la exposición de la cicatriz al sol directo durante algún tiempo, aunque puedes aplicar una crema solar de alta protección a los pocos días.

Procedimientos asociados

El rejuvenecimiento de la zona centrofacial con un lifting del labio superior puede ser todo lo necesario, aunque es mucho más frecuente asociarlo con otras maniobras para potenciar los resultados, como la rinoplastia, los peelings periorales, los rellenos del labio o el láser resurfacing.

Consulta online

Realice su consulta para que sea estudiada y valorada. Es imprescindible adjuntar las tres imágenes requeridas y completar todos los campos del siguiente formulario.

Consejos para la toma de fotografías
Utiliza una habitación con buena iluminación, que evite en lo posible la aparición de sombras.
El color del fondo debería ser suave, azul claro o blanco, y liso, sin elementos que distraigan la atención.
El gesto debe ser neutro, no sonrías.
Evita el zoom de la cámara, pues distorsiona las diferentes partes del rostro.









Acepto expresamente los términos y política de privacidad

Contacto Doctor Galindo

Hospital Ruber Internacional, Madrid

Formulario de contacto