Implante malar Doctor Javier Galindo

Implante malar | Doctor Javier Galindo

Implante malar

Qué es

El tercio medio de la cara comprende el área que va desde los ojos hasta la base de la nariz. El mayor problema que observamos en esta zona con el paso del tiempo es la pérdida de volumen generalizada y las anomalías en el contorno facial derivadas de la redistribución de la grasa y los tejidos blandos.

Las técnicas más habituales de rejuvenecimiento en esta zona se basan en el aumento del volumen perdido por medio de grasa autóloga o de materiales aloplásticos.
No obstante, cuando el pómulo (región malar) o la mejilla (región submalar) se encuentran excesivamente aplanados puede ser beneficioso el uso de un implante. En esta región solemos diferenciar entre implante malar y submalar, ya que cada uno va colocado en un lugar específico. Tu cirujano determinará qué implante es el mejor en tu caso. De su tamaño, posición y consistencia dependerá el efecto que produzcan. El implante submalar sirve para rejuvenecer el aspecto sin cambiarlo en exceso, devolviendo al paciente una apariencia similar a la que tenía años atrás recuperando el volumen perdido. Por el contrario el implante malar puede cambiar la forma original de la cara, a la vez que aumenta el volumen en la zona.

Con respecto a otras técnicas de rejuvenecimiento del tercio medio como los liftings, el implante malar y los rellenos tienen la ventaja de abordar mejor el problema principal de esta región, que no es tanto el descolgamiento de los tejidos como la pérdida de volumen.

El implante malar también está claramente indicado en pacientes jóvenes que tienen una atrofia generalizada de nacimiento, y que quieren cambiar la forma de su rostro para hacerla más redondeada, menos cuadrada.

Descripción del procedimiento

El implante malar/submalar es un procedimiento sencillo. Se puede realizar bajo anestesia local y sedación, aunque es más habitual realizarlo junto con otros procedimientos, y en este caso la anestesia es general.

El implante malar se coloca en la zona del pómulo seleccionada a través de una incisión dentro de la boca (intraoral) que nunca se verá. Se realiza un pequeño bolsillo justo encima del hueso (subperióstico) del tamaño exacto al implante para evitar que este se desplace, y se coloca el implante según el tamaño y posición seleccionados previamente. Tras asegurarlo con suturas, la incisión de la boca se cierra con unos puntos que se caerán solos pasados unos días.

Cuidados posteriores

El implante malar es un procedimiento quirúrgico que se tolera bien. Si aparecen pequeñas molestias puedes tomar cualquier analgésico habitual.

Tu cirujano te recetará un antibiótico durante la primera semana, para minimizar el pequeño riesgo de infección del implante.

Es normal notar la cara hinchada las primeras dos semanas. Está inflamación bajará y los resultados reales serán visibles.

Puedes hacer vida normal desde el principio, aunque conviene evitar esfuerzos físicos importantes durante dos semanas y no ingerir alimentos que haya que masticar durante mucho tiempo o sean muy duros.

Consulta online

Realice su consulta para que sea estudiada y valorada. Es imprescindible adjuntar las tres imágenes requeridas y completar todos los campos del siguiente formulario.

Consejos para la toma de fotografías
Utiliza una habitación con buena iluminación, que evite en lo posible la aparición de sombras.
El color del fondo debería ser suave, azul claro o blanco, y liso, sin elementos que distraigan la atención.
El gesto debe ser neutro, no sonrías.
Evita el zoom de la cámara, pues distorsiona las diferentes partes del rostro.









Acepto expresamente los términos y política de privacidad

Contacto Doctor Galindo

Hospital Ruber Internacional, Madrid

Formulario de contacto